Empresas y cambio climático: Gigantes que operan en Chile exponen metas y cómo se han adaptado al escenario verde

Tanto consumidores como inversionistas los están mirando, y saben el riesgo que implica queda atrás en esta carrera por la sustentabilidad.

Ya no solo basta con desarrollar un buen producto, y es que hace un tiempo que en Chile y en el mundo el efecto medioambiental que tenga la producción de este es clave. Así lo entienden las empresas, que para ser actores relevantes han debido adaptarse a los cambios impulsados por el denominado “consumidor consciente” en medio de una crisis climática mundial que impuso un nuevo escenario y abrió enormes oportunidades.

En ese contexto, grandes empresas que operan en Chile han empujado medidas concretas y con alto sentido de urgencia en medio de esta carrera verde, donde la sostenibilidad debe ser el núcleo de las estrategias. Tanto inversionistas como consumidores los están mirando. Saben el riesgo que implica quedar atrás.

El informe del Día de La Tierra, realizado este año por la consultora internacional Ipsos, dio a conocer que Chile es uno de los países donde más se les exige al Gobierno y a las organizaciones que tomen medidas concretas para la lucha contra el cambio climático. Según el sondeo, un 86% de los chilenos piensa que si las empresas -que son las principales emisoras de gases de efecto invernadero- no actúan ahora para combatir esta problemática les estarán fallando a sus empleados y clientes.

“El sector privado debe tomar medidas urgentes para combatir la crisis ambiental. Si bien la sociedad civil, las empresas y el Estado deben coordinarse para tener metas que permitan movilizar a todos hacia un mismo objetivo, las empresas deben abordar estos desafíos con mucha mayor ambición y urgencia, y no solo trabajar al alero de lo que la normativa exige”, comentó Isidro Lagos, gestor de oportunidades de Proyecta Impacto, organización especializada en sostenibilidad.

Por eso, Emol consultó a gigantes de distinto sectores para que dieran cuenta de qué tan sensibilizadas están respecto al tema, sus metas y las medidas que desarrollan para hacerse cargos de las nuevas demandas que exige el cambio climático.

Falabella

Desde grupo Falabella, su gerente de Planificación, Desarrollo y Sostenibilidad, Nicolás Vergara, comentó que el objetivo de la compañía es alcanzado una operación “sustentable y comprometida, a través de iniciativas circulares, valorización de los residuos y nuestra estrategia climática, que implica medir, reducir y mitigar las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y promover el uso racional y eficiente de la energía en toda la cadena de valor”.

Además, destacó que en los centros comerciales MallPlaza han buscado mejorar la eficiencia energética e hídrica, así como reducir la cantidad de residuos enviados a vertederos. Mientras que “nuestros retailers han aumentado su oferta de productos sustentables”. Asimismo, añadió, “estamos trabajando fuertemente en la migración hacia el uso de energía limpias en nuestras instalaciones y en el transporte de nuestros productos”.

De esta forma, comentó que recientemente Falabella contrató un suministro de energía 100% renovable que abastecerá a 151 instalaciones en Chile y 93 en Perú, lo que implica la reducción de alrededor de 261 mil toneladas de dióxido de carbono. “En cuanto a las iniciativas circulares y la valorización de nuestros residuos, en Chile tenemos la meta de alcanzar un 60% de valorización de residuos en nuestros centros comerciales a 2025”, dijo, junto con impulsar “el reciclaje a domicilio para productos de gran tamaño”.

Nestlé

Por su parte, Andrés Eyzaguirre, director de Asuntos Corporativos y Legales de Nestlé, expuso que desde la firma tienen un “compromiso global de generar cero emisiones netas de gases de efecto invernadero al 2050”, agregando que “nuestra meta busca reducir las actuales emisiones a la mitad al 2030 y que nuestras fábricas usen electricidad 100% renovable al 2025, lo que en el caso de Chile cumplimos en 2019”.

El ejecutivo señaló que en 2020 en Chile Nestlé redujo en más de 247 toneladas el uso futuro de materiales de envases y embalajes, “siendo el plástico uno de los de mayor reducción. Asimismo, somos socios fundadores del primer Pacto por los Plásticos del país, junto a Fundación Chile y el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), y somos una de las empresas participantes del primer sello de ecoetiquetado en Chile que certifica los envases de productos de consumo masivo que son reciclables en Chile”.

En temas hídricos, acotó que “entre 2010 y 2019, redujimos en Chile un 40,8% del consumo de agua por tonelada de producto elaborado”, además de desarrolla, bajo el programa Water Stewardship, estudios “hidrogeológicos de las cuencas donde se encuentran nuestras fábricas”.

También indicó que entre “2010 y 2019, hemos reducido en un 23,1% nuestro consumo de energía por tonelada de producto en nuestras fábricas en Chile y en un 59,6% nuestras emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI) por tonelada de producto”.

Viña Concha y Toro

La gerenta de Sustentabilidad de Viña Concha y Toro, Valentina Lira, aseguró que sus productos “tinen la menor huella de carbono e hídrica de la industria vitivinícola mundial, pero seguimos trabajando en reducir la huella a través del eco-diseño, la incorporación de energías renovables en nuestro suministro energético -alcanzando un 97% de abastecimiento con energías renovables en el país- y tomando medidas para hacer aún más eficiente el uso del agua en nuestros viñedos”.

Lira indicó que el compromiso de la empresa con la agenda climática global se basa en “nuestras metas de reducción basadas en la ciencia y alineadas con el Acuerdo de París, para no incrementar la temperatura media del planeta más allá de los 1,5°C”.

Aguas Andinas

En tanto, Cristian Schweter, director de planificación, ingeniería y construcción de Aguas Andinas, señaló que la crisis climática es “una situación que abordamos con sentido de urgencia (…), sabemos que la escasez hídrica es cada vez más evidente en el país y que los episodios de turbiedad extrema en los ríos se darán con más frecuencia. Nuestras acciones deben tener un horizonte de mediano y largo plaza para adaptarnos a la nueva condición climática”.

En medio de ello, detalló que la compañía llevó a cabo en el primer semestre de 2021 una inversión por $68.405 millones, “principalmente en proyectos para robustecer el suministro y la resiliencia del sistema de abastecimiento de Santiago”. Paralelamente, agregó, “hemos incrementado la captación de aguas subterránea y la compra de agua superficial en el Río Maipo, lo que nos ha permitido mantener niveles de seguridad en el embalse El Yeso.

A su vez, subrayó que “proyectamos otras oportunidades de inversión por US$500 millones que nos permitirán contar con mayor autonomía”. También resaltó “nuestras biofactorías, evolución de las plantas de tratamiento de aguas servidas, las que no solo descontaminan las aguas residuales, sino que también generan subproductos con valor agregado, impactando positivamente el medio ambiente y la comunidad”, lo que permite avanzar con el desafío del “reúso de aguas depuradas, una opción real, sustentable y concreta”.

L’oréal Chile

Según comentó Marcela Siri, directora de Asuntos Públicos de Sostenibilidad de L’oréal Chile, el año pasado la compañía lanzó la campaña “L’oréal for the future”, con el que apuntan a reducir su huella de carbono en un 50% al 2030, junto con disminuir en un 20% su cantidad de envases para ese año.

Asimismo, “comprometimos un fondo de 100 millones de euros de inversión en impacto ambiental, donde la regeneración de los ecosistemas naturales dañados –en particular los marinos y forestales– y el financiamiento de proyectos vinculados a la economía circular jugarán un papel fundamental”.

También sostuvo que “estamos promoviendo el desarrollo de innovadores envases cosméticos en base a cartón para la comercialización de algunos productos”, añadiendo que el propósito de la compañía es “reducir el uso del plástico virgen en un 70% de aquí al 2025 y un 100% de cara al 2030”. Sumado a ello, destacó la incorporación de nuevos productos L’oréal que reducen hasta un 80% el agua utilizada en un lavado de pelo estándar.

Walmart

Desde el mundo de los supermercados, la gerenta de Sustentabilidad y Valor Compartido de Walmart, Stefanie Pope, dijo que la firma tiene como meta alimentar todas sus instalaciones de energía 100% renovable para 2035, reducir a cero sus emisiones de carbono a 2040 y “transformarnos en una empresa regenerativa, que aporta al medio ambiente más de lo que utiliza, restaurando, reponiendo y renovando”.

Al mismo tiempo, subrayó que en Chile fueron “los pioneros” en la industria en apostar por el potencial del hidrógeno verde como fuente energética, “producido desde una planta en nuestro centro de distribución en Quilicura”. El objetivo es operar el 100% de la red logística de la compañía con hidrógeno verde al 2025.

Además, Pope expuso que “actualmente nos abastecemos con un 70% de energía renovables” y aspiran avanzar hacia envases 100% reciclables o reutilizables de marcas propias. “Paralelamente, parte importante de nuestros esfuerzos están destinados a gestionar de manera más eficiente nuestros residuos”. En ese sentido, precisó que hoy el 48% de los residuos de Walmart no son enviados a relleno sanitario, y “solo este año hemos donado más 550 toneladas de productos a Red de Alimentos”.

Sector minero

Desde el mundo minero, donde el foco en Chile está especialmente puesto por su impacto medioambiental, BHP -que opera en Chile a minas Escondida, Cerro Colorado y Spence- lanzó su plan de acción para la transición climática.

Según el CEO de la compañía, Mike Henry, el plan “describe el rol y las acciones de BHP para ayudar al mundo a alcanzar sus metas de descarbonización nuestro enfoque estratégico para reducir las emisiones operativas a cero neto hacia 2050 y cómo trabajaremos con los clientes y proveedores para apoyar sus propias reducciones y avanzar así hacia el objetivo a largo plazo de cero neto en nuestra cadena de valor”.

“Nuestro objetivo es posicionar a BHP para que prospere en un mundo con bajas emisiones de carbono, minimizando las emisiones de los productos existentes y proporcionando al mismo tiempo las materias primas que el mundo necesita para lograr un futuro cero neto”, subrayó.

BHP firmó acuerdos para que las minas Escondida y Spence en Chile pasen a abastecerse con un 100% de energías renovables a mediados de la década de 2020.

Mientras que Antofagasta plc, matriz de Antofagasta Minerals -ligada a la familia Luksic-anunció el miércoles que se convirtió en la primera empresa en Chile que adopta la metodología del Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con el Clima (o TCFD, por sus siglas en inglés), con el fin de estar mejor preparada para enfrentar el cambio climático.

“Reconocemos nuestro rol y responsabilidad en la solución al problema y, por ello, trabajamos para poner el cambio climático al centro de nuestro negocio y fortalecer la resiliencia climática”, señaló Iván Arriagada, presidente ejecutivo de Antofagasta plc.

FUENTE: emol.cl

Comparte esta Noticia

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público.